¿Cómo hacer puré de verduras para bebés?

Las verduras son elementos esenciales para el correcto crecimiento y desarrollo de los bebes, están compuestas de vitaminas, minerales y fibra, muy necesarias para el cuerpo humano.

La OMS recomienda un consumo diario para favorecer una dieta equilibra, su incorporación a la dieta se debe hacer de acuerdo con los tiempos, en primer lugar frutas, cereales y en segundo verduras y hortalizas. Este tipo de elementos aportan vitaminas, sales minerales, hierro y calcio esenciales para cualquier organismo.

Además contienen mucha fibra que ayuda a la digestión y tienen pocas calorías. La leche contiene muchas más, con lo cual serán un complemento para aquellos bebes que tengan un peso bajo o serán más representativos en aquellos que tengan cierto sobrepeso.

Siempre bajo supervisión pediátrica, que nos indicará en que punto nos encontramos del desarrollo. Se deben tomar una vez al día según  los estudios de los especialistas, para poder absorber los principales nutrientes.

Tipos de verduras y cocción

Las primeras en poder incorporarse son las judías verdes, la patata, el boniato, calabaza y calabacín por ser las más suaves y fáciles de digerir. La cebolla y el puerro suelen ser más tardías debido a que pueden provocar la aparición de gases y otros problemas digestivos, al ser introducidas por primera vez.

En primer lugar, las cocinaremos por separado e iremos haciendo pruebas con cada uno de estos ingredientes, de esta forma determinaremos la tolerancia de la verdura por el bebe, si produce gases, diarrea o estreñimiento así como comprobar la digestibilidad de la misma.

En estas líneas expondremos como se debe realizar un buen puré de verduras, para que el bebe tome contacto de forma placentera i segura.

Puré de judía y patata

Ingredientes
  • 100gr de patata
  • 50  gramos de judía verde hervida sin sal ni aceite
  • 2 cucharadas de postre de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de leche materna o de formula

puré de verduras para bebesSe  pela y la patata y se trocea bien, a continuación se cocerá recordad que nos servirá de base, sin sal ni aceite, a continuación de añadirán las judías verdes, lavadas y cortadas (eliminamos las puntas y los tallos más duros)  con las cucharadas de aceite y la leche.

De esta forma el bebe irá probando las distintas verduras junto con la fécula de la patata que las hace menos fuertes de sabor y nos aporta sus nutrientes. A medida que el bebe vaya adaptándose a las judías verdes (2 o 3 días, según los expertos) iremos añadiendo otras verduras hasta tener un amplio abanico de posibilidades. Se recomienda seguir por el calabacín y la calabaza (peladas y sin pepitas) , el brócoli, la zanahoria.

Podemos cocer con agua o al vapor, con esta segunda opción se conservan mejor las propiedades de los alimentos, así como su sabor. El agua de cocción debe estar en la menor cantidad posible, para que mantengan las condiciones.  A la hora de trocearlos realizaremos porciones grandes para que conserven mejor sus nutrientes, las vitaminas y minerales.

Podéis realizar una cantidad grande, sin añadir leche y congelarla, de esta forma siempre la tendréis disponible, solo deberéis descongelar y añadir las cucharadas de leche y aceite, necesarias. Se recomienda que sea el puré lo más fresco posible y alrededor de 250 gramos, aunque en ningún caso debe forzar a su bebe a comerse lo.

Edades y alergias

Por otro lado, debemos tener en cuenta que  hasta el año de edad no se podrán consumir verduras como las espinacas, chirivía, espárragos, remolacha, apio, acelgas, porque contienen muchos nitratos.

pure verduras bebeLa única posible es la zanahoria que aporta beta caroteno una substancia muy necesaria, pero igualmente también la encontramos en los boniatos que tengan la tonalidad anaranjada y las calabazas..  Esta verdura, se debe tomar en pequeñas dosis.

El tomate, una hortaliza que provoca muchas alergias en la piel de los bebes, debemos hacerlos sin piel y pepitas y vigilando cualquier síntoma.  Aportan unas propiedades beneficiosas como el licopeno un antioxidante muy necesario.

El tomate también es un caso aparte. Es una de las verduras más alérgicas. Suele provocar erupciones alrededor de la boca (por contacto), así que es fácil detectarlo. Lo podremos dar a partir de los 6-7 meses y si vemos reacción esperaremos a los 9-12 meses. Elegid los más maduros y ponedlos cocidos sin piel ni pepitas. Los tomates son ricos en licopeno, este antioxidante se asimila mejor si el tomate ha sido cocinado y si está mezclado con grasa (en este caso aceite de oliva).

Por último, los guisantes se consideran legumbres, con lo cual se deberan tomar al mismo tiempo que estas.

Con estos consejos podrás elaborar tus propios purés, muy sanos y suaves, para darle a tu bebe la mejor alimentación posible. Combínalos con la ingesta de proteínas, ya que las verduras a penas contienen grasa para poder verle crecer gracias a una dieta equilibra y rica.

Anímate estos platos son sencillos y los beneficios son tan grandes que no debes dudar en hacerlos.

Tags:

¡Dínos qué te parece! ;)

Deja un comentario

Hola! Si esta es tu primera visita a Mimundobebe.com...¡[email protected]! Esperamos que no sea la última :) Verás el aviso de las cookies. Tienes más info aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies