Cómo hacer compota de manzana para bebé

La introducción de las frutas y las verduras en la dieta de los bebés representa uno de los periodos de adaptación más importantes del desarrollo del niño. Las propiedades y los elementos que forman estos alimentos son esenciales para su correcto crecimiento y por eso es importante su correcta introducción. A todas las madres y padres les preocupa la reacción de su hijo con la comida, queremos que estén ben alimentados, que coman bien y crezcan de la mejor forma posible. No a todo el mundo les gustan los mismos elementos con lo cual es normal encontrar algunas reticencias ante determinados productos, no obstante hay que buscar la manera de servirla de la mejor forma posible para evitar rechazo de nuestros pequeños.

Cómo hacer compota de manzana para bebéDentro del abanico de primeras frutas que podemos introducir hay una que es esencial  la manzana. Su sabor y textura, son especiales, resultan agradables y dulces, perfectas como primer elemento que un bebé elija.

Resultan muy fáciles de digerir con lo cual el niño podrá asimilarla de forma perfecta sin peligro de digestiones pesadas o vómitos, asociados a los elementos pesados. Debemos tener en cuenta que presenta un bajo riesgo a intolerancias, es de las frutas que menos porcentajes de alergias posee. No hay que temer por si se desencadena una reacción como picores o falta de respiración, con lo cual su ingesta resulta muy segura.

La manzana contiene un alto contenido en minerales, fibra y agua, es ideal para comer entre horas o como postre, nutritiva y aporta elementos muy necesarios al cuerpo.

Con todas estas propiedades es de las primera frutas que los bebés pueden tomar, de hecho los expertos la recomiendan a partir de los 4 meses. El sistema digestivo está preparado para recibir este tipo de alimentos en los primeros meses de vida, aunque debemos saber como prepararla. La forma ideal de comer manzanas es a través de una compota.

Receta de compota de manzana para bebés

En estas líneas te explicamos cómo se realiza.

Ingredientes:

1 manzana roja

1 cucharada o dos de agua (se puede substituir por leche materna o de formula en las mismas cantidades).

Preparación:

Pelamos la manzana y la cortamos a trozos pequeños, la introducimos en el  vaso de la batidora junto con las dos cucharadas de agua o leche. A continuación la batimos enérgicamente hasta que quede como una pasta, ligera y suave. En ningún caso se debe añadir azúcar, la manzana por si sola ya contiene, puede resultar perjudicial para el bebé. Debemos comprobar que quede bien diluida sin ningún grumo que pueda dificultar el trago de cada cucharada.

La cantidad recomendable es de media manzana por ración, podemos guardar la preparación, aunque tenderá a poner-se marrón y perderá la mayoría de sus propiedades. Se recomienda realizar la justa para cada toma, con lo cual, podemos guardar media manzana sobrante con papel film en la nevera para que de esta forma se conversare mucho más fresca y sea más beneficiosa de comer.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Información sobre protección de datos

  • Responsable: CLICK CONTENTS SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

';

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable CLICK CONTENTS SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 10DENCEHISPAHARD SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.